DILE A DIOS A LOS PARPADOS CAÍDOS EN 2 MINUTO CON ESTE FABULOSO TRUCO CASERO

El paso del tiempo es algo a lo que nadie escapa y el primero que nos hace notar los cambios que se van dando en nuestra apariencia es el espejo.

 

De modo que cuando empezamos a notar falta de brillo en nuestro rostro o esas líneas marcadas alrededor de los ojos, es cuando sabemos que llegó la hora de hacer algo.

Los tejidos de los músculos de esa zona de la cara en particular se debilitan y es cuando se hacen evidentes las marcas y la flacidez de la piel.

 

Además, esas bolsas debajo de los ojos, producto de un descanso deficiente y las sombras oscuras en los párpados, que suelen ser hereditarias, avejentan aún más nuestra apariencia. Pero mientras esperamos que aparezca la fórmula mágica de la fuente de la juventud eterna, te sugerimos un remedio casero que hará maravillas en tu piel.

Ingredientes:

– Una clara de huevo.

– Un hisopo de algodón.

¿Cómo usarla?

Antes que nada, limpie bien la zona de restos de maquillaje. Casque un huevo y separe la clara de la yema, ya que sólo utilizaremos la clara.

 

Sumerja el hisopo en la clara de huevo, cierre un ojo y aplique sobre el párpado y zona de ojeras. Repita el mismo procedimiento con el otro ojo.

Deje secar por completo o acelere el proceso con la ayuda del secador de pelo o del ventilador.

Una vez que se haya secado, deje durante 2 minutos y luego retire lavando con agua tibia.

Puede utilizar el mismo procedimiento en todo el resto de la cara.

Utilice este tratamiento casero una vez a la semana para mantener su piel firme y tersa.

Sharing is caring!

225 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.