Aqui estan los 7 alimentos para desinflamar el páncreas y el hígado

A la hora de desinflamar el páncreas y el hígado para conseguir una mejor salud general podemos aprovechar los beneficios de determinados alimentos que nos ayudarán también a depurar toxinas.

A menudo suele decirse que el estilo de vida moderno y la alimentación actual no armonizan demasiado con la salud del páncreas y el hígado.

Cuanto más procesada esté una comida y más se aleje de su estado natural, más problemas ocasionará a estos órganos tan importantes a la vez que sensibles.

De hecho, reflexionemos sobre nuestros hábitos de vida durante un momento: sobre el tabaco, el sedentarismo, el consumo de azúcar o el preferir, por ejemplo, una mermelada o un jugo envasado a una pieza de fruta natural.

Cuando llegamos a casa agotados, optamos muchas veces por descongelar cualquier plato ya preparado antes que dedicar unos minutos a cocinar algo más sano, más fresco y con las propiedades más intactas: con todos sus antioxidantes, sus minerales y vitaminas.

Somos conscientes de que mantener una alimentación adecuada requiere dos cosas: tiempo y voluntad.

Por nuestra parte, te invitamos a que lo hagas, a que valores tu bienestar y tu salud incluyendo en el día a día estos fabulosos alimentos que ahora te detallamos y que cuidarán de tu páncreas y el hígado.

Porque, si estos dos órganos están bien, lo notarás por dentro y por fuera. ¡El esfuerzo vale la pena!

1. Jugo natural de remolacha y zanahoria

La inflamación del hígado, conocida como hepatomegalia, es una condición asociada a diversos orígenes: un exceso de grasa en el propio órgano, un virus, hepatitis…

Serán siempre nuestros médicos quienes nos indiquen el mejor tratamiento.

No obstante, es imprescindible que cuidemos de nuestra dieta y que incluyamos este jugo natural que, a su vez, también es fabuloso para el páncreas.

Toma nota sobre cómo prepararlo.

Ingredientes

  • 1 remolacha
  • 1 zanahoria
  • 5 cucharadas de jugo de limón (50 ml)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Lo primero que haremos será lavar bien tanto la remolacha como la zanahoria, para después, cortarlas en trozos más pequeños para facilitar el licuado.
  • Una vez procesados ambos alimentos, lo combinaremos con el vaso de agua y ese chorrito de limón.

Bébelo por la mañana. Te sentará muy bien.

2. Té verde

El té verde es otra bebida estupenda que debes aprovechar para favorecer la salud del páncreas y el hígado.

  •  No solo te ayudará a desinflamarlos sino que, además, gracias a las catequinas, optimizamos su función.
  • Lo que consigue también esta bebida es reducir la carga de grasa del hígado y favorecer su regeneración gracias a su alto aporte de antioxidantes.

Sin embargo, es necesario que atendamos las dosis: no debemos excedernos más allá de una taza diaria.

3. Los aguacates

Los aguacates son ricos en  glutatión, un tripéptido no proteínico que deriva de los aminoácidos y que ayuda a nuestro hígado y páncreas a a reducir toxinas.

Además, tampoco podemos olvidar que el aguacate es rico en grasas monoinsaturadas, es decir, ese tipo de “grasas buenas”.

Estas cuidan de la salud de las paredes arteriales y desvían el colesterol malo (LDL) para que sea metabolizado de forma más sencilla por el hígado.

4. Aceite de oliva para el páncreas y el hígado

Los aceites orgánicos prensados en frío, como pueden ser el de oliva, el de cáñamo y el de semillas de lino, son grandes aliados para el páncreas y el hígado.

  • No obstante, recuerda, debemos consumirlos con moderación y del modo más natural posible: un chorrito en una ensalada, en una tostada de pan integral…

Nos ayudará a desinflamar estos órganos, a depurar las toxinas dañinas y a optimizar la función de nuestro organismo.

5. Granos alternativos

Llamamos “granos alternativos” a esa fuente de fibra, proteínas y minerales poco usados en nuestra cotidianidad y que a su vez, esconden muchas más propiedades que aquellos más comunes.

  • El mijo, la quinoa o el trigo sarraceno serían un claro ejemplo de esta propuesta.
  • Este tipo de granos contienen enzimas que favorecen la digestión, que desinflaman y que cuidan de nuestro nivel de colesterol y del propio corazón.

No dudes en buscarlos en la sección especializada de tu supermercado para beneficiarte de ellos.

6. La alcachofa

La alcachofa siempre apetece, siempre viene bien y se alza como una propuesta sensacional para cualquier cena.

  • Esta verdura crucífera cuida de nuestro páncreas, del hígado y también de la vesícula biliar.
  • Favorece la adecuada digestión de las grasas, reduce la inflamación y potencia la función del hígado perezoso o del hígado graso.
  • A su vez, nos ayuda a depurar toxinas y favorecer el movimiento intestinal.

Anímate a tomar por las noches unas alcachofas aderezadas con un poco de aceite de oliva, vinagre y limón.

7. La papaya

La papaya es algo más que esa fruta tropical de sabor delicioso y que tanto favorece nuestra digestión.

Además, gracias a flavonoides como la criptoxantina, reducimos el nivel del colesterol malo o LDL, frenamos la oxidación celular y reducimos la inflamación de estos órganos.

No dudes en aprovechar los beneficios de esta fruta siempre que puedas. Tu organismo lo va a agradecer.

Sharing is caring!

318 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.